Perfecto Equilibrio Genetico
Written by Administrator    Monday, 08 March 2010 12:17    PDF Print E-mail

Debemos de tener en consideracion que el cruce que producirá excelentes ejemplares es aquel que aporte un perfecto equilibrio genético. A través de los muchos criadores de gallos en el mundo entero, y durante muchas generaciones, se han producido distintas "líneas" dentro de cada raza de gallos, como por ejemplo los "Chocolates" de Gustavo Sanchez (Q.E.P.D), los "Mendieta" del Coronel del Ejercito Libertador y Ex-Presidente de la Republica de Cuba, Carlos Mendieta y Montefur (Q.E.P.D), tambien conocido como "El hombre del traje blanco", por su aficion al color blanco y los 4-Telas de Rene Valle. Estos grandes criadores que todos conocemos y muchos vendedores anunciar tener sus lineas que no es cierto ya que pocos las tienen en el transcurso de sus vidas como criadores su unica meta fue hallar el gallo modelo.


Con su esfuerzo y dedication de por vida se dedicaron a concentrarse en las cualidades que buscaban hasta que encontraron lo ansiado. Cada uno de sus gallos y gallinas tenian mas o menos la misma tonalidad y caracteristicas. Ademas la inteligencia, dedication y perseverancia de estos criadores obtuvieron sus dividendos al lograr en ellas el maximo coraje de sus ejemplares. Cada uno de ellos logro el prototipo del valor y de la belleza de sus ejemplares, pero esto no quiere decir que sus gallos eran invencibles sino dificil de derrotarlos, ya que ganaban y perdian como todos los demas. Porque se preguntaran ustedes, sucede eso si la fiereza es la virtud mas preciada en estas lineas, y precisamente, los "Mendietas" rebasan esa cualidad de fiereza. La respuesta a esa duda es que el cruce y recruce entre ejemplares de la misma familia alcanzo por un lado la bravura y el color deseados, pero a un costo carisimo, ya que degeneraron en tamano y en resistencia. Estos pollos seran en proporcion de su peso, mas pequenos que sus adversarios (gallos con los que van a pelear) y cuando tiran al mismo tiempo se trata (rebatida), la mayoria de las veces caen abajo con todas las de perder.

Si la pelea se alarga y las heridas y perdida de sangre es mucha, por muy bien cuidado y alimentado que el gallo este, su organismo dara muestras de innegable flaqueza que por mucho esfuerzo que realice por mucho ardimento que muestre, lo pondran en manifiesta desventaja ante su contrario. A lo anterior, sin embargo, tenemos que oponer las realidades objetivas: la calidad superior de la que son porteadores. Tal es ella, que podemos catalogar de venturoso y mucha suerte al criador que consiga un trio de esas lineas.

Aunque el standard de algunas razas de gallos debe de ser en su esencia, el mismo internacionalmente, su traducción y la libertad que cabe en él, han dado lugar a pequeñas diferencias de opinión, interpretación y gusto de cada uno. Por eso, existen, dentro de lo correcto en el standard de las distintas razas diferencias fácilmente reconociblés entre una línea y otra, como el color de plumas, tamano de las patas, tipo de cresta, etc.

El gallo homocigótico para su línea o sea, aquel que tiene genes dominantes para producir las características de ella cruzado con otro que sea homocigótico para otra línea, puede producir unos pollos o pollonas muy hermosos. Pero, como estos hijos son todos heterocigóticos con unos genes dominantes de una línea y otros de la otra, los hijos de estos pueden darnos algunas sorpresas no muy agradables en su falta de harmonía de características. Tambien puede que dos ejemplares de la misma línea den unos resultados muy buenos que seguirán perfeccionando a esa línea o puede, por un exceso de homocigoticidad, que los resultados séan un auténtico fracaso.

La complejidad genética es algo que asusta al criador serio, sin embargo al criador que no es serio no le preocupa en absoluto las cuestiones de genetica. Aunque la genética sea una ciencia cierta, la combinación de los genes para la formación de un nuevo ser es siempre "al azar". De hecho, la combinación genética puede dejar en ridículo al criador más serio a pesar de sus cuidados y largos estudios tanto prácticos como teóricos. Pero, de lo que no cabe duda es que si los "buenos" genes no existen desde el principio, ningún criador será capaz de reproducirlos. Entonces, ningún criador puede garantizar al comprador de un gallo que este va a ser campeón (en lo que interviene además el cuido y entrenamiento que el nuevo propietario va a tener para con él) pero sí puede, y debe, asegurar al comprador que el gallo es de buena calidad, que está sano, y que no tiene defectos congénitos ni hereditarios. Además, un criador serio debe estar siempre dispuesto a tomar la responsabilidad para los fallos de este tipo, o devolviendo el dinero al comprador o cambiándole el gallo por otro. Debe quedar entendido que estas garantias se le den al comprador al tiempo de compra y que el gallo se le regrese al criador en las mismas condiciones en que el se lo vendio.

Fuente: Don Señor Gallo De Pelea